Colección Insólitos

Algo extraordinario, fuera de lo común…

Contrebia

Ontañón Insólitos nºIII
Ontañón Contrebia

Tempranillo

blanco

Originaria y exclusiva de Rioja. Capricho de la naturaleza.

Contrebia Leucade (poblado blanco) es el nombre de un yacimiento de origen celtibérico en Rioja Oriental en el que aparecieron los primeros vestigios de la viticultura en nuestra tierra (Siglo III a. C). El tempranillo blanco, variedad única y exclusiva de Rioja, se fusiona en este vino con el origen más remoto de la vinicultura riojana.

Contrebia

La viticultura más remota de Rioja.

Yacimiento Contrebia Leucade
El yacimiento de la ciudad celtíbera de Contrebia Leucade

El vino Ontañón Contrebia nace como un homenaje a la viticultura más remota de Rioja mediante la fusión con una variedad riojana nacida por un bendito capricho de la naturaleza, una historia que recorre más de dos mil doscientos años y que recoge con emoción la vinculación de nuestra tierra con el cultivo de la vid y la elaboración de vino. Sin duda, es uno de nuestros principales rasgos de identidad: viticultura remota y una variedad propia y exclusiva de Rioja. ¿Qué mejor combinación para dar nombre a un vino tan riojano y con tanta afinidad al territorio en el que comenzaron a elaborarse los primeros vinos de una región que con los siglos se convirtió en señera en el vino español y europeo?

Los lagares más antiguos de toda La Rioja

Contrebia Leucade puede considerarse el lugar donde se dieron los primeros pasos de la elaboración de vino en las tierras que en la actualidad conforman La Rioja y que los habitantes de esas tierras elaboraban vino de forma muy similar a como se siguió haciendo en muchas casas y barrios de bodegas hasta hace pocas décadas. Datan del siglo III ac. y con mucha diferencia estamos ante los lagares más antiguos de toda La Rioja.

Monovarietal de tempranillo blanco.

Esta variedad tiene como origen una mutación natural detectada en un viñedo de Murillo de Rio Leza (Rioja Oriental), a finales de los años ochenta.

Elaboración de Ontañón Contrebia

La sutileza de las lías más finas

10º de temperatura

Una de las claves es la vendimia madrugadora para que las bayas no superen los diez grados centígrados y se mantengan protegidas al máximo sus propiedades aromáticas. Se realiza una suave maceración del mosto con los hollejos para lograr la máxima extracción del potencial aromático. Además, procedemos a un prensado muy suave y a través de un sistema de flotación se limpian las impurezas.

15 días

La fermentación comienza en frío y se realiza a temperatura controlada de 16 grados durante quince días. Otra tarea fundamental consiste en el trabajo con las lías más finas y delicadas durante dos o tres meses para aumentar la cesión de componentes aromáticos y obtener un volumen muy delicado en boca. La fruta y la acidez definen un vino que aspira a ser la expresión más nítida de esta variedad riojana.

Labores de vendimia

Labores de vendimia en nuestros viñedos de Rioja Oriental

La crianza

sobre lías finas aporta múltiples beneficios, desde mayor untuosidad y volumen hasta la propiedad de reducir la astringencia.
  • Lías 100% 100%

Cata

Rubén Pérez Cuevas, enólogo de Ontañón

Rubén Pérez Cuevas, enólogo de Ontañón, en el viñedo

Color

Amarillo pajizo con irisaciones verdosas

Aroma

Nariz muy elegante con aromas a piña, plátano, manzana reineta, además de toques sutiles de flores blancas.

Sabor

Sobresale su frescura, su equilibrada acidez y la sensación de volumen en boca. Con una gran persistencia final.
Grado alcohólico
12,5%

Ficha técnica

Ontañón Antología

Gran Reserva

Ontañón

Ontañón Marco Fabio

Plinio el Viejo

Ontañón